En estos días celebramos el Día de Acción de Gracias. A continuación se presentan algunas notas sobre el Día de Acción de Gracias como se describe en Wikipedia.

  • Acción de Gracias, o el Día de Acción de Gracias, se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre, al final de la temporada de la cosecha. Se trata de un dia festivo Federal en los Estados Unidos de America para expresar agradecimiento por las posesiones materiales y espirituales.
  • El Día de Acción de Gracias fue originalmente una observancia religiosa para todos los miembros de la comunidad para dar gracias a Dios por un propósito común.
  • En su Proclamación 1789, el Presidente Washington dio muchas razones nobles para un dia nacional de Gracias, incluyendo ” por las libertades civiles y religiosas”, por “los conocimientos útiles”, y por el cuidado bondadoso y la providencia de Dios.

A continuación se incluye algunas definiciones de “gracias” que se encuentra en Answers.com y Wikipedia,

  1. Sentimientos o pensamientos de agradecimiento; gratitud
  2. Una expresión de gratitud.
  3. Gratitud o reconocimiento es una actitud o emoción positiva en reconocimiento de un beneficio que uno ha recibido o ha a recibir.

Al ver esta información parece como que el Día de Acción de Gracias ya no se trata acerca de dar gracias. La verdad es que la actual celebración del Día de Acción de Gracias parece que se trata de vacaciones y de compras más que nada. Parece que hemos sido arrastrados por el consumerismo y hemos olvidado el verdadero propósito de este día.

¿Qué podemos hacer? En primer lugar, vamos a volver a lo básico. Este es un día en que vamos a dar gracias a Dios por todas las cosas que él nos ha dado. El problema es que estamos tan acostumbrados a nuestros estilos de vida que vivimos como si todo lo recibiéramos por sentado. Lamentablemente, la frase “no se sabe lo que se tiene hasta que lo pierde” es una realidad para mucha gente. Probablemente una buena perspectiva sería pensar de cada día como el último día usted podrá disfrutar de todo lo que tiene.

Para ayudarnos a reconocer algunas razones básicas por las cuales debemos estar agradecidos, veamos algunos versículos bíblicos acerca de gratitud.

Por nuestra libertad del pecado:
Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;  – Rom 6:17

Por nuestra victoria en Cristo:
Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. – 1 Cor 15:57
Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. – 2 Cor 2:14

Por nuestra fe:
Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo. – Rom 1:8

Por nuestra herencia:
con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; – Col 1:12

Realmente hay buenas razones para estar agradecidos. La Biblia nos enseña a ser agradecidos en todo momento. El agradecimiento debe ser parte de nuestro estilo de vida diario.

dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. – Ef 5:20

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. – Fil 4:6

arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias. – Col 2:7

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. – 1 Tes 5:18

ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. – Ef 5:4

Podríamos pensar que la gratitud es un acto voluntario, pero la verdad es que el no ser agradecidos podría tener un impacto negativo en nuestras vidas.

Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.  – Rom 1:21

En una ocasión Jesús sanó diez leprosos. La reacción de los leprosos nos hace recordar acerca de cómo las personas reaccionan a las bendiciones recibidas en nuestros días.

Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado. – Lc 17:11-19

¿Es usted el que regresó? ¿O es usted uno de los nueve que recibieron la bendición y se olvidó de aquel que los bendijo?

Recordemos todas las cosas por las que debemos estar agradecidos a Dios. Pero no permitamos que esto sea asunto de un solo día. Hagamos que esto sea parte de nuestra vida cotidiana.

Tags: ,

Leave a Reply